Se encuentra usted aquí

Arquitectura Indiana

La casa del indiano domina en el medio rural por altura y diseño. Los indianos trajeron una arquitectura cosmopolita que se insertó de forma llamativa entre las casas tradicionales, para simbolizar el triunfo y el éxito. Además casi siempre sus verjas dejan ver al otro lado, jardines con ecos tropicales donde no faltan palmeras, magnolios, camelias y buganvillas. Solían encargar los elementos para la decoración y amueblamiento a París o a Barcelona, y trataron de equipar su lugar de añoranza con lo más moderno del momento. Estas casas eran el sueño de todo emigrante para regresar a la patria chica una vez cumplida su aventura vital. Se presentan en toda una gama de estilos y etapas variadas. Eclécticos, modernistas o de estilo montañés, todos los historicismos sirvieron para lograr unos edificios que evidenciaran distinción y empaque. En Llanes, a ambos lados de la calle de La Concepción se alzan una serie de edificios del mayor interés en lo que fue uno de los primeros ensanches de la villa. Ya en el centro encontramos El Casino terminado en 1910. La casa de Romano y varias en la Avenida de la Paz. Al llegar a Poó por la AS-263 vemos a la derecha otro notable conjunto de esta arquitectura entre las que destaca la casa de Hartasánchez. El conjunto de Nueva y el de Naves destaca por calidad y densidad. En otras ocasiones optaron por arreglar las casas familiares, ampliándolas con más pisos y galerías o por comprar y restaurar antiguas casonas nobles y así se entienden los magníficos conjuntos de Buelna, Pendueles, Vidiago, Balmori o Meré entre otros.

Infraestructuras públicas

Prácticamente todas las infraestructuras incluidas carreteras, cementerios, iglesias, casinos, boleras, hospitales y fundaciones de todo tipo se debieron al dinero americano.

Con el dinero de la emigración los pueblos cambiaron radicalmente. En Poo, Andrín, la Pereda y Porrúa, su benefactor les dotó de verdaderos conjuntos cívicos con instalaciones recreativas, (boleras y casinos) escuelas, iglesias y fuentes, lavaderos y depósitos de agua. En La Borbolla o Naves, se diseñaron hermosas plazas. Las innumerables boleras, todavía en activo se suelen deber al dinero de América, y muchas fincas donadas a sus convecinos fueron convertidas en parques públicos. El Llacín y las instalaciones del museo Etnográfico de Porrúa es una de estas donaciones.


Además de las escuelas de La Arquera, verdadera joya de la arquitectura escolar, la de Vidiago, recién rehabilitada es otro exponente de gran calidad, que no quita importancia a ejemplos menores y más sencillos que en su momento cubrieron una demanda educativa básica.

Sección: 
Llanes Indiano
Geolocalización: 
Youtube Facebook Flickr Slideshare Twitter

Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 7140 bytes) in /var/www/vhost/llanes.es/home/html/modules/system/image.gd.inc on line 232